La Alhambra (2da parte)

Palacio De Carlos VТекст на испанском языке об архитектурном комплексе Альгамбра (продолжение). Статья написана нейтивом, проживающим в Аргентине.

Famosa por sus espectaculares jardines y obras arquitectónicas, no es suficiente con una pequeña reseña para comprender por completo la magnificencia de la ciudad palaciega y amurallada más famosa de toda España, La Alhambra.

En esta ocasión, continuaremos con nuestro apasionante recorrido turístico por La Alhambra y develaremos los rincones inexplorados del complejo arquitectónico morisco. Si ya has leído los consejos generales en el primer artículo y quieres continuar asombrándote con las maravillas medievales de Granada, prepárate para continuar aprendiendo sobre los lugares más exóticos y bellos de esta maravilla arquitectónica.

El Generalife

Fuera de las murallas de La Alhambra, sobre las laderas del Cerro del Sol, se encuentra la villa rural antaño habitada por los reyes musulmanes de Granada. Construido entre los siglos XII y XIV, el palacio del Generalife, fue edificado bajo una premisa rural. Debido a esto, la arquitectura particular del Generalife resulta de la fusión de los elementos típicos de la hacienda morisca y el aprovechamiento de los espacios libres, dedicados al cultivo y la jardinería ornamental. El elemento basal de su arquitectura es justamente la “dualidad”. El Generalife resume en una síntesis armónica los conceptos de ruralismo y de palaciego. Además de su marcada dualidad, el Generalife se caracteriza por las sucesivas modificaciones estructurales de las que fue objeto a lo largo de los años y el paso de diferentes Sultanes. El palacio está incluido dentro de la línea arquitectónica de los denominados “Palacios Nazaríes” y llevan ese nombre(Nazarí) debido a la última dinastía musulmana que reinó, hasta 1492, en el reino de Granada.

Palacio de Carlos V

Muy alejado del carácter morisco que domina el espacio general de La Alhambra, desde aproximadamente 1530, se erige el Palacio de Carlos V. Construido bajo la estética renacentista, el Palacio de Carlos V (hoy sede del Museo de Bellas Artes de Granada), se caracteriza por su extenso y circular patio y su fachada curva que rompe con los conceptos arquitectónicos romanos imperantes en este palacio. El patio, que contrasta con la exótica, natural y armónica disposición de los jardines moriscos, no cuenta con elementos llamativos aunque se inclina a respetar la perfección geométrica de las figuras. Cuenta con treinta y dos columnas hechas de “pudinga” o “conglomerado” (piedras varias y concreto) que lo rodean y encierran la perfecta circularidad del patio a la vez que establecen un paralelismo exacto entre cada columna.

La Alcazaba de Granada

De todas las alcazabas moriscas construidas a lo largo del Reino moro en la actual España (la alcazaba de Málaga, de Almería, de Badajoz, etc), la de Granada se caracteriza por su antigüedad y su carácter mixturado debido a las refacciones llevadas adelante posteriormente por españoles e incluso franceces. La alcazaba de Granada, concebida como una estructura erigida para la defensa, fue construida alrededor del Siglo IX por Sawwar ben Hamdun. La alcazaba constituye uno de los restos arquitectónicos más antiguos de la Alhambra y debido a esto su valor arquitectónico es invaluable. Sin embargo, el elemento clave de ésta alcazaba reside en el hecho de que fue modificado por españoles luego de la recuperación del Reino Moro por parte de los Reyes Católicos y el hecho singular de haber sido modificado posteriormente durante la ocupación francesa para poder albergar a presos comunes y opositores al régimen napoleónico. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.